jueves, 5 de junio de 2014

3 ejemplos de ilustraciones en etiquetas y envases



La magia de la ilustración es que según el estilo puede adaptarse a cualquier sector y perfil de cliente objetivo. Esta magia te la demostraré con algunos ejemplos de marcas reales que utilizan la ilustración para que su producto alcance al sector que están buscando.

Como he dicho la ilustración no es una cosa de niños, ya que puede utilizarse para vender productos muy serios como es el caso de este vino.

Ilustración de packaging para el vino francés "Moi, Je M 'En Fous"

Normalmente el consumo de vino se asocia a los momentos que uno utiliza en su vida para relajarse. Son momentos para tener la mente libre de preocupaciones y por qué no, también de hacer "alguna locura que otra” y esto es lo que pretende la marca Moi, Je M 'En Fous con su identidad ilustrada.

La marca quería una renovación de marca para que fuera más juvenil, porque lo que buscaba era acceder al sector juvenil de los consumidores de vino,  es decir centrarse en aquellos consumidores primerizos de vino. Esta fue la idea central para esta marca, rindiendo homenaje a todos esos preciosos momentos en la vida cuando uno hace locuras.


Desde mi punto de vista por estilo y por lo que comunican las ilustraciones lo han conseguido, aunque encuentro que los dos hombres si que a la hora de beber el vino están haciendo sus locuras, es decir el baso de vino en la cabeza y el otro bebiendo sin utilizar las manos solo los brazos. Pero en cambio la mujer no hace ninguna locura, y estoy desde el punto de vista de lo que quieren transmitir creo que se podría haber jugado de otra forma.
Por lo demás las ilustraciones coloridas le dan ese toque más juvenil y con el color negro consigue compensarlo con la elegancia que transmite ese color, y que además necesita transmitir un buen vino.

Ilustración y diseño de las Mermeladas Ajá.

Las mermeladas Ajá son unas mermeladas de origen artesanal elaboradas por una abuela de la costa del caribe de la zona colombiana. Sus inicios fueron mucho antes de que ésta se creara en una marca, ya que su éxito empezó en fechas navideñas cuando la abuela regalaba sus mermeladas. De esos gestos empezaron a Salir clientes, ya que muchos querían volver a comer esta mermelada artesanal, y así empezó el negocio.


En la creación de esta marca se ha decidido tratar al producto y a la abuela como si fueran lo mismo.

El nombre de la marca no ha sido elegido al azar, por lo visto después de la investigación al preguntar a las personas que conocen a la abuela, decían que siempre respondía las preguntas con la palabra Ajá característico de esa zona.
Otro dato característico de la abuela es que una de sus mayores aficiones es el punto de cruz, y en este dato se han basado en crear toda la identidad corporativa de las mermeladas Ajá.
La identidad de las etiquetas de cada uno de los tarros de mermelada contiene una ilustración con una pieza de fruta correspondiente al sabor de la mermelada, y realizada como si se tratara de una fruta hecha en punto de cruz. En este apartado es cuando se utiliza más la ilustración, en el resto que es la papelería básica se sigue utilizando el punto de cruz, pero desde un punto de vista más de diseño.


Identidad ilustrada de los nuevos productos de Aranleón Blés

Aranleón Blés es una bodega de vinos valenciana. Al querer sacar una nueva gama de productos necesitaba una nueva identidad para estos. En este caso se repite un tema ya visto anteriormente, la marca buscaba mostrar a sus clientes sus vinos orgánicos y ecológicos. La opción utilizada para representar todos estos valores ha sido la ilustración, representando varias escenas en sus etiquetas.

Las cuatro etiquetas representan la flor de Blés, una flor que es autóctona de la zona y que convive en las hectáreas de los viñedos de la marca. Además de estar representada esta flor en cada etiqueta aparece un animal, en total aparece una mariquita, una abeja, una mariposa y un pájaro. Todos estos elementos representados elegantemente con una ilustración en blanco y negro, donde en ciertos puntos concretos de los animales son teñidos de color rojo. Esto se debe a la identidad de la marca, ya que la marca de Aranleón en su acento tiene el color rojo, por lo tanto es uno de los colores corporativos de la marca.


Las ilustraciones se han realizado a mano para poder conseguir el valor artesanal que quiere transmitir la marca.

Con esto se ha conseguido que la marca tenga un valor diferencial, y además también el conseguir vincular a la bodega con el tratamiento ecológico que hacen de su producto.

Bueno con este producto ilustrado me despido ya de este artículo, pero podéis estar con absoluta calma, porque esto no ha acabado solo acaba de empezar, habrá muchos más artículos para hacer ver la utilidad de la ilustración dentro del mundo de las marcas y las identidades.

Un producto es mejor si está ilustrado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario